Los "posibles" daños colaterales del Tranvía

Los "posibles" daños colaterales del Tranvía
El Ayuntamiento de Zaragoza ha anunciado este martes que la próxima semana comenzarán los trabajos de tala de 14 árboles en el eje de Gran Vía-Fernando el Católico, por motivos de seguridad. Se trata de 13 ailantos y un chopo.

El consejero de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, ha explicado que "son 61 árboles los que tienen una situación de gravedad", debido a su localización, una zona céntrica muy frecuentada. El consistorio ha decidido "actuar lo antes posible sobre los 14 árboles que corren más riesgo". 

Los trabajos se ejecutarán a lo largo de la semana que viene, por la noche, "para no entorpecer el tránsito del tranvía": según ha aclarado el consejero. La duración de los trabajos depende de la situación concreta de cada ejemplar. El jefe del Servicio de Parques y Jardines, Ramiro Pardo, ha dicho lo siguiente: "Nosotros calculamos un árbol por noche, pero depende de las circunstancias". Las labores de tala, según las estimaciones del consistorio, se prolongarán hasta mediados de agosto. 

El servicio municipal encargado del cuidado de los árboles en la capital aragonesa, lleva tiempo controlando el estado de los ejemplares que se encuentran en el eje de Gran Vía-Fernando el Católico. No obstante, Ramiro Pardo, ha manifestado que "la detección de la causa del deterioro está relacionada con la intervención sobre su sistema radicular por las instalaciones de la Línea 1 del tranvía". 

El responsable del Servicio de Parques y Jardines ha matizado que en el deterioro de los árboles "también ha podido influir su madurez", ya que se trata de ejemplares de avanzada edad. 

Por su parte, el consejero municipal Alberto Cubero ha declarado que no existe una valoración inicial de la inversión necesaria para llevar a cabo la acción, pero ha subrayado que, tal y como se recoge en el contrato de mantenimiento de la Línea 1 del tranvía, el coste de la tala y posterior reposición de los árboles afectados "debe ser asumido" por la Sociedad del Tranvía. 

RENOVACIÓN 

Los ailantos son una especie invasiva y tipificada como "desaconsejada o prohibida" en el anejo 1 de lo Ordenanza Municipal de Protección de Arbolado Urbano. Se trata de un árbol que presenta un elevado riesgo de rotura de sus ramas, incluso sin viento. 

Alberto Cubero, ha insistido en que "es un actuación importante", ya que aunque todavía no se ha producido ningún incidente, se ha preferido actuar lo antes posible para minimizar cualquier riesgo. 

Respecto a la reposición de los ejemplares talados, Cubero ha anunciado que desde el Servicio de Parques y Jardines han mantenido reuniones con vecinos y grupos ecologistas para "invitarles a participar en la futura mejora del ajardinamiento de la zona". 
"La renovación, sustitución y mejora se realizará en septiembre", ha trasladado el consejero. 

Asimismo, el jefe del Servicio de Parques y Jardines ha recordado que "se está actuando en varias zonas de la ciudad". Simultáneamente a esta acción, "se está llevando a cabo una operación de choque con los pinos, que representan un gran porcentaje de los árboles que se caen", ha apuntado Ramiro Pardo. En esta operación se han talado alrededor de 300 pinos. 

Además, Pardo, ha comentado que los trabajos de cuidado y control, más de 20 proyectos, se llevan a cabo en la capital aragonesa de manera continuada para prevenir accidentes. Con ese fin "se está elaborando un mapa de riesgo de la ciudad por polígonos, donde marcamos los árboles que es necesario controlar específicamente", ha resaltado.