Zaragoza recuerda a las víctimas del feminicidio

Zaragoza recuerda a las víctimas del feminicidio
Siluetas de mujeres asesinadas pintadas
en las calles de Zaragoza.
Movimiento #NiUnaMenos es “el reflejo de una sociedad que no quiere ver más mujeres asesinadas, que está harta de cadáveres enterrados que automáticamente se convierten en cifras y estadísticas quedando totalmente invisibilizados y desprovistos de identidad”, explican los colectivos feministas para reivindicar: “las historias han de dejar de ser cuestiones privadas, son un problema social, y las muertes se llaman feminicidios”. #NiUnaMenos es “el grito desesperado ante está violencia aberrante”.

Este movimiento surge en Argentina, donde existe, desde marzo de 2009, la Ley de Protección Integral a las Mujeres (Ley 26.485):
basada en “analizar y difundir periódicamente los datos estadísticos y resultados de las investigaciones a fin de monitorear y adecuar las políticas públicas a través del Observatorio de la Violencia Contra las Mujeres”. Esta ley está reglamentada pero no se aplica, lamentan las organizaciones feministas.

Desde entonces han sido asesinadas al menos 1.600 mujeres “lo que demuestra la poca eficiencia de esta ley”. Según el informe de Feminicidios de la Casa del Encuentro “cada 30 horas una mujer es asesinada en Argentina”. En 2012 se modificó el Código Penal para agravar la pena del homicidio de una mujer o persona trans cuando esté motivado por su condición de género. Y si bien el feminicidio no es una figura penal, se lo considera un agravante y la pena siempre es prisión perpetua.

Los colectivos feministas zaragozanos recuerdan que en el Estado español la situación tampoco es muy diferente. “Contamos con la L1/2004 del, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de género. Fue un avance dado que hasta entonces no había un registro oficial de las mujeres que morían asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas”, apuntan. Desde entonces han sido asesinadas al menos 800 mujeres, “lo que como en el caso de Argentina, demuestra la poca eficiencia de la ley”. “Además -añaden-, las cifras alternativas a las oficiales muestran que la violencia hacia las mujeres es mayor. Esta ley deja fuera la violencia a las mujeres en los casos de violaciones, violencia hacia prostitutas, a mujeres transexuales, a lesbianas o queer… ya que sólo tiene en cuenta a las mujeres que han sido asesinadas por hombres con los cuales mantienen o han mantenido una relación sentimental”.

En Zaragoza, la Coordinadora de Organizaciones Feministas de Zaragoza lleva su propio recuento, que en estos momentos es de 23 mujeres asesinadas en 2015. “Las dos últimas el anterior fin de semana, pese a que esta información no ha trascendido en medios, como suele ser habitual ante estos asesinatos, que no ‘muertes’ como se trata la mayoría de las veces”, critican los colectivos feministas que han promovido la campaña en la capital aragonesa.

“Es por ello por lo que queremos contagiarlo también aquí, estamos hastiadas de que cada día que pasa aumente el número de mujeres asesinadas, y de que esto se invisibilice”, denuncian. “Queremos visibilizar la violencia machista como algo trasversal, que nos atraviesa a todas ya sea con piropos callejeros, con presiones estéticas hacia nuestros cuerpos, con insultos lesbófobos, con agresiones transfóbicas o hacia prostitutas. La dignidad de todas las mujeres debe ser reconocida y respetada”, concluyen.