30 inspectores y 180 contratas municipales

30 inspectores y 180 contratas municipales
El Ayuntamiento de Zaragoza solo cuenta con 30 inspectores municipales en plantilla para vigilar el cumplimiento de las más de 180 contratas que dan servicio al consistorio. Esta treintena de inspectores únicamente ejerce su acción sobre las empresas que tienen la adjudicación de los servicios de parques y jardines y limpieza (ambos en manos de FCC) y autobuses urbanos (AUZSA). Según el nuevo Gobierno, el resto no tienen quien las controle. Esta es la situación que asegura haberse encontrado Alberto Cubero, el responsable municipal de Servicios Públicos y Personal.

De los 30 inspectores con los que cuenta Zaragoza para controlar sus contratas, 10 se ocupan de Parques y Jardines, 15 de la limpieza y tres de los autobuses urbanos. En el caso de FCC, Zaragoza en Común, la coalición al frente del Consistorio, tiene serias dudas sobre el cumplimiento de los pliegos del contrato del Servicio de Parques y Jardines, cifrado en unos 10 millones de euros anuales. FCC también es la adjudicataria de la limpieza de la ciudad, que asciende a casi 50 millones de euros al año.

Alberto Cubero solicitó a su llegada a la Consejería de Servicios Públicos y Personal la relación de servicios externalizados con los que cuenta el Ayuntamiento. El recuento ha arrojado un censo de unas 180 empresas, muchas de ellas de pequeña entidad y pocos trabajadores, pero otras grandes, como las que se ocupan de la ayuda a domicilio o de la limpieza de edificios.

Ahora, la intención del Gobierno municipal es “reforzar la inspección con medios humanos y materiales”, señala Cubero. El otro objetivo es “ser estrictos, tanto que añade que “en caso de incumplimiento de los pliegos, no solo ha de aplicarse un descuento por servicios no prestados, como se hacía hasta ahora, sino que tiene que haber sanción”. Esta voluntad choca con las restricciones para incrementar plantillas que fija la normativa estatal. Cubero valora alternativas, como crear un cuerpo único de inspectores que cubra todas las contratas, aunque esto supondría una menor especialización.

Para Cubero, el problema de fondo es la externalización, que “resulta más cara y encima exige gastar en inspecciones”, por lo que su formación apuesta por la remunicipalización de servicios.
Decreto de Jerónimo Blasco en cuestión

Además, el actual equipo de Gobierno pone en cuestión la última decisión tomada por el anterior responsable de Parques y Jardines del Ayuntamiento. Jerónimo Blasco firmó un decreto el pasado 10 de junio, tres días antes de la toma de posesión de la nueva Corporación, donde se especificaba cómo se tenían que certificar los trabajos realizados por FCC en la gestión del servicio de Parques y Jardines. Cubero, que califica esta decisión como "arbitraria", ya ha solicitado un informe a los Servicios Jurídicos del Ayuntamiento para que dictaminen la validez del decreto ya que, en su opinión se trataba de una decisión que, por el importe económico de la contrata, debería haber sido tomada por el Consejo de Gobierno de la ciudad.