Preocupación por el requerimiento para anular las plazas de fucionario

Preocupación por el requerimiento para anular las plazas de fucionario
La alcaldesa en funciones del Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto, y el consejero de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, se han reunido esta mañana con el subdelegado del Gobierno en Aragón, Ángel Val.

En dicho encuentro, los responsables municipales han expresado su preocupación por el requerimiento realizado desde la Delegación del Gobierno, que solicita la anulación de la convocatoria de tres plazas de maestro de instalaciones deportivas correspondiente a la oferta del año 2009. En su argumentación, la Delegación del Gobierno se acoge a un defecto formal referido al plazo de vigencia de dicha oferta, sobre el que cabrían, según distintas sentencias existentes, diferentes interpretaciones legales.

La reunión se ha celebrado en un ambiente amable y en el que ambas partes han mostrado su voluntad de diálogo. El subdelegado del Gobierno ha puesto de manifiesto el respeto que, desde la institución que representa, se debe hacer a la legalidad vigente, aspecto que, como no puede ser de otro modo, el Gobierno de Zaragoza respeta.El requerimiento, según ha expresado, se centra en las ofertas posteriores a la entrada en vigor del Estatuto Básico del Empleado Público, en 2007, que marca un límite de 3 años para la consecución de cada oferta anual.

Sin embargo, el Gobierno de Zaragoza, además de insistir en su preocupación por la medida, que podría afectar a 258 empleos, ha anunciado su voluntad de contestar negativamente al requerimiento formulado por la Delegación del Gobierno, manteniendo así su apuesta por la consolidación y creación de empleo público en el Ayuntamiento de la ciudad