Las reivindicaciones pendientes de la bajada del Canal

Las reivindicaciones pendientes de la bajada del Canal
El viernes por la tarde una bicicletada reivindicativa recorrió distintos puntos del barrio, los pinares de Venecia, el Barranco de la Muerte y el Canal, deteniéndose en varios lugares para conocer mejor las reivindicaciones pendientes por parte de los colectivos sociales de Torrero.

Posteriormente tuvo lugar una cena popular en el CSO Kike Mur, para recibir a varias decenas de personas provenientes de Vallekas, miembros de la Cofradía Marinera de este barrio obrero de Madrid, invitados este año a los actos de la Bajada del Canal, devolviendo la visita que una docena de personas de Torrero, realizaron el año pasado a Vallekas para explicar allí en qué consiste la Bajada del Canal.

El sábado por la mañana tuvieron lugar en el CSO Kike Mur las II Jornadas Marineras, con la presencia de la Semana Cultural de la Madalena, la Bajada del Canal y la Cofradía Marinera de Vallekas, compartiendo experiencias sobre las tres fiestas reivindicativas y autogestionadas.

Y el domingo por la mañana, desde las 10.30 horas en el puente Arnal Cavero comenzaron a navegar por el Canal decenas de embarcaciones, muchas de ellas realizadas con gran imaginación. La reivindicación soplaba con fuerza las velas que mostraban lemas a favor de la escuela y la sanidad públicas, en apoyo al Pueblo saharaui y kurdo o dando la bienvenida a las personas refugiadas, además de dos barcas de las BRIF entre otras.

A partir de las 12.30 comenzaron a llegar las primeras embarcaciones al puente junto al Parque de La Paz. Tras la bajada, comida popular, y por la tarde las y los asistentes disfrutaron de la actuación del Coro de la República Independiente de Torrero, y los grupos Gaire y Magnetophones. Entre los conciertos intervino un representante de la Plataforma Anti OTAN para insistir en la necesidad de realizar una fuerte contestación social contra las maniobras que se realizarán en las próximas semanas en Zaragoza.

Llevo cientos de años fluyendo entre El Bocal y Fuentes de Ebro, regando tierras navarras y aragonesas y ver lo que ocurre en mis orillas es un privilegio.

Inicio los casi 40 km. de tramo urbano por una sucesión de enormes naves y un macro centro comercial, lo que he visto allí da para un sumario…, por eso guardo silencio al pasar por Plaza

Entro en Zaragoza por la Bal de Fierro, Valdefierro, barrio que me mira con ojos ya curtidos y ojos mozos, merito el saber hacer sitio a jóvenes, que necesitan ya un Centro Cívico ¿en el viejo reformatorio Buen Pastor?

Enfilo a Casablanca donde los vecinos han conseguido que mis aguas broten de nuevo de la Fuente de los Incrédulos, y de repente veo el bus 42 y el Tranvía, ¡otra vez tranvías en Zaragoza, jajaja! ¡todo vuelve ¡ , ¿volverán las barquitas a surcarme?

Desde la ribera veo aulas y piscinas, estupendas instalaciones, privadas y concertadas eso sí. Al otro lado los Pinares de Venecia que os piden que los cuidéis y protejáis de viales a innecesarios centros comerciales, los Pinares prefieren gente corriendo, en bicicleta, o paseantes, o también mascotas y pajaritos.

Pierdo lo de Imperial cuando llego a Torrero para ser Republicano. Empeñados desde hace años en que yo sea navegable hasta el Mar, si supieran que este fue el deseo del monarca y emperador Carlos I! Son gente orgullosa y rebelde. “Torrero Okupa y Obrero” dicen cuando salen de manifestación pasando el puente de America, uno de los pocos que podrían pasar las barcas ¿Cuándo se elevaran los puentes para navegar el Canal? Ahí va el 42 otra vez. Aquí soy un merecido Paseo Lineal, colegios, edificios, quioscos me dan la cara. Varias asociaciones de vecinos y culturales de Torrero reivindican que doten bien de personal y medios a las escuelas públicas, con libros, profesores y becas de comedor, y que haya al menos unaestación BIZI, mejor frecuencia de autobuses, limpias las calles, civismo en los dueños de perros, Carteleros, represión cero, laicismo en las instituciones, +Cultura para todos, “Otan No Bases Fuera No queremos que Zaragoza sea un campo de maniobras.

A la derecha La Republica Independiente de Torrero y a la izquierda San José, olvidada su ribera año tras año en los presupuestos del Estado, la CHE solo cuida mi cauce y allí tengo descampados, ruinas y vertederos. La Quinta Julieta otrora lugar de disfrute, es hoy finca privada religiosa y visitarla es excepción, cuando debería ser patrimonio de todos. Ramón J. Sender la conoció y relató, en La Paz se le ha dedicado el Parque Crónica del Alba, era de justicia.

Abrazo el Roble y el Chopo del Canal, y pienso ¿Por qué no hay mayores inversiones en Parques y Jardines? El Laurel de la Cárcel, singular árbol con porte e historia es un símbolo de libertad para los presos políticos de la transición y para las asociaciones de Venecia , Torrero , El Cantero y la Paz , cayó este verano, en plenas Fiestas de Torrero, se tronzo en silencio, como memoria del barrio haréis bien en recordarlo.

Salgo de La Paz dejando a un lado el Centro de Salud Publico La Paz, con su Unidad de Salud Mental que junto con las de Casablanca, San José, Las Fuentes y Rebolería fueron defendidas ante un loco proyecto de traslado, por vecinos, sanitarios, políticos y sindicatos. No se han movido un palmo. Se pudo. Fin de parada del irregular bus 42, una vergüenza las frecuencias del bus que me acompañan en mi tramo urbano, tomen nota y reloj.

Aun me queda un barrio, el nuevo Parque Venecia, jóvenes y niños que necesitan un colegio público, quiero que lo tengan, sería el primer colegio 100% publico casi en mis orillas. Animo y a pelearlo. Por cierto un puente me sentaría de maravilla por allí.

Vuelvo a huertas, fincas, pinares y paseos, caigo en las exclusas de Valdegurrianarodeado de higueras y moreras y me voy de Zaragoza camino de La Cartuja, hace unas décadas otros menos afortunados salían por la estepa en una evasión sin victoria pocas veces recordada. ¿Quien se anima?

Cada año cientos de zaragozanos me navegan de Torrero a La Paz, me llenan de pancartas, alegría, transgresión, banderas piratas, tricolores, cuatribarradas, anarquistas, música y jaleo , es La Bajada del Canal , este año la XXXIII .

No dejen de pelear por hacerme navegable, la utopia es el motor.

arainfo