Qualytel Arvato Zaragoza y la pérdida de derechos laborales

El viernes 6 de mayo, los trabajadores y trabajadoras de la empresa Qualytel Arvato Zaragoza fueron llamados a una jornada de paros
La convocatoria sindical recibió “los apoyos de gran parte de la plantilla, tanto con contratación de empresa como a través de ETT”,  “Nos sentimos notablemente satisfechos y agradecidos por todas las personas que lucharon, apoyaron y lograron que la jornada tuviera un éxito tan gratificante”. Los paros se realizaron en la puerta del Edificio Trovador, lugar donde Qualytel Arvato desarrolla su actividad laboral.

El convenio de Telemarketing actual pertenece al año 2014 y “tras 16 meses de negociaciones y numerosas reuniones” la empresa no ha sido capaz de lanzar “ninguna propuesta digna de acuerdo”. Alguna de las medidas que la patronal pretende aplicar se traducen en pérdidas de derechos inmediatos para los y las trabajadoras.

Como no puede ser de otra forma, las negociaciones están en punto muerto y mientras tanto, la facturación de la empresa sube como la espuma. Desde el año 2010, la cantidad de dinero facturado por Qualytel Arvato ha crecido un 18,2%, una cifra nada desdeñable si nos fijamos en otros sectores del mercado. A pesar de ello, la empresa se empeña en privar de determinados derechos laborales a costa de sus intereses personales y económicos.

Estos son algunas de las medidas que la patronal propone implantar: Ampliación del tiempo máximo semanal sin descanso -actualmente es de 6 días y pretenden subirlo a 9 días-; ampliación de los actuales periodos de prueba de 30 a 45 días; reducir los complementos salariales en estado de baja laboral; subida salarial solo con la condición de incremento de producción en el puesto de trabajo, en lugar que como en el actual por un porcentaje fijo sobre el IPC; ampliación de dos años en lugar de uno para optar a la categoría de Operador especialista; reducción de las 35 horas médicas actualmente vigentes para el trabajador o trabajadora; ampliación de bandas horarias actuales; extinción de “contrato por obra y servicio” como causa de la disminución de volumen y previsión de campaña; nuevos conceptos incluidos como faltas y sanciones muy graves; y reducción del permiso por y traslado de domicilio de dos a un día.

Una vez más, desde la patronal se demuestra la falta de escrúpulos a la hora de negociar con los derechos laborales de los y las trabajadoras, convirtiéndose estos últimos en uno de sus objetivos a conseguir para satisfacer sus pretensiones.

SOMOS sindicalistas Arainfo